Cree en ti

"Hay que tener fe en uno mismo. 
Ahí reside el secreto. 
Aun cuando estaba en el orfanato 
y recorría las calles buscando qué comer para vivir, 
incluso entonces, me consideraba el actor más grande del mundo. 
Sin la absoluta confianza en sí mismo, 
uno está destinado al fracaso."
Charles Chaplin



Cómo aumentar la confianza en sí mismo
Cree en ti mismo y los demás también creerán en ti

Uno de los temas centrales de este blog será la confianza. Sin ella es imposible que comiences a transformarte en una mejor persona, ya que el fracaso y las críticas te podrán herir severamente si careces de una confianza robusta en ti mismo.

La autoconfianza, sucintamente definida por los psicólogos, es la creencia de que se puede realizar satisfactoriamente una conducta específica. En definitiva, creer en sí mismo es tener la certeza de que vamos a lograr nuestro cometido, es tener la seguridad puesta en nuestras propias capacidades.
"Cree en ti mismo" nos repiten con frecuencia. Sin embargo, dejamos deambular esa frase a través de nuestro cerebro sin que cobre mucho significado. Asentimos automáticamente ante la sentencia pero no logramos discernir qué nos está diciendo realmente esta frase. ¿Qué significa creer en sí mismo y por qué "parece" ser tan importante?
Uno de los principales problemas de las personas que desean cambiar algún aspecto de sus vidas precisamente es que no tienen confianza en sí mismos para ser capaces de llevar a cabo las acciones necesarias para alcanzar sus objetivos.  

Más aun, la confianza en ti mismo resulta fundamental para mostrarte seguro de lo que eres, especialmente cuando deseas cambiar algo y debes enfrentarte a tus hábitos y a tu forma de pensar para que así puedas hacer las cosas de una manera diferente y aceptes realmente las cosas que debes hacer para cambiar.



Cree en ti mismo. Confía en ti mismo

Sin la auto-confianza, te será imposible alcanzar tu máximo potencial.

"La confianza en uno mismo 
es el primer peldaño para ascender 
por la escalera del éxito."
Ralph Waldo Emerson

Inicio Anuncios





Fin Anuncios


Desventajas de no tener una autoconfianza apropiada


Siempre he creído que nuestra propia mente es el campo de batalla más arduo, la lucha más intensa es contra nosotros mismos, contra esa parte de nosotros que no quiere cambiar, que se siente cómoda con lo que ya conoce, sea bueno o malo y que simplemente desea seguir así, para no enfrentar el sacrificio y el esfuerzo que requiere hacer algo diferente.  
El diálogo con nosotros mismos es la crítica más dura que tendremos que soportar, pues es una voz que jamás podremos callar, diciéndonos siempre lo que debemos o no debemos hacer, lo que debemos o no debemos evitar y haciéndonos pensar en todo lo que estamos haciendo para cambiar.
Es una vigilancia extrema 24 horas al día y 7 días a la semana, y cuando no tienes la autoconfianza necesaria, esa vigilancia fácilmente se volverá en contra tuya y se materializará en emociones que pueden jugarte una mala pasada.

Las emociones son fundamentales para forjar nuestra auto-confianza y para perseverar en las metas que pretendemos alcanzar. Cualquier clase de crítica, juicio o duda (interna o externa) empieza a hacer mella en nuestras emociones y a crearnos ansiedad al decirnos qué somos y qué nos falta ser. Si sucumbimos ante nuestras propias emociones negativas, la vergüenza y la autocompasión sabotearán nuestra autoconfianza.

Así, podemos llegar a sentirnos poco útiles, incapaces, perdedores, no merecedores de cosas buenas, mediocres, torpes e incompetentes. Muy pronto estos sentimientos nocivos empiezan a trascender nuestro propio territorio y comenzamos a proyectarlo hacia los demás sin que seamos capaces de notarlo, lo que alimentará el círculo vicioso de negatividad que nosotros mismos dejamos crecer.

Reflexiones para desarrollar seguridad en ti mismo
No dejes que tu mente te diga lo inapropiado que eres. Busca los pensamientos positivos.
Si permitimos que nuestras emociones y pensamientos dañinos sigan perjudicándonos, comenzaremos a actuar conforme a estas emociones y pensamientos, lo que hará que esa bola de nieve de daño auto-infligido nos hiera aún más.

Poco a poco perdemos el control de nosotros mismos, abandonamos nuestros hábitos saludables y productivos, perdemos nuestra seguridad sobre nosotros mismos y descuidaremos nuestro crecimiento personal, comenzamos a volvernos dependientes y débiles y tal vez busquemos a personas más fuertes que nosotros para que nos aprueben, nos digan qué hacer y cómo hacerlo.

Si seguimos así, muy pronto nos desesperaremos. Nos sentiremos tratados de manera injusta por “la vida”. Nos excusaremos haciéndonos la víctima y así comenzaremos a evitar nuestras responsabilidades. Nos quejaremos, nos sentiremos enojados y alimentaremos nuestra frustración con la envidia que le tenemos a quienes están como nosotros queremos estar.

En este punto, ya seremos incapaces de aprender de nuestros errores y estaremos enfocados en lo que no tenemos y en todo lo que nos hace falta para poder sentirnos satisfechos con nosotros mismos. La pereza invadirá nuestro estilo de vida y tal vez nos concentremos en tareas triviales: dormir, comer, organizar y asear nuestro espacio, ver televisión, hablar con otros, etc.

Al final, nuestra confianza estará totalmente destrozada. Seremos incapaces de tomar riesgos y siempre buscaremos “ir a la fija”, dejando pasar oportunidades valiosas por miedo a la crítica, al rechazo y al fracaso.

Tal vez culpemos al destino y nos cobijemos bajo la cómoda idea de que las cosas “no estaban hechas para nosotros”. Así las cosas, será muy difícil liberarnos de tantas cadenas, así que cuanto más pronto lo hagamos, más fácil será para nosotros recomponernos y tomar de nuevo las riendas de nuestra vida.

Cómo atacar la falta de autoconfianza
Tener una autoconfianza deficiente evitará que te sientas motivado

"Todo lo que necesitáis para tener éxito 
es ignorancia y confianza".
Mark Twain

La falta de confianza en situaciones específicas

Muchas personas poseen las destrezas necesarias para lograr el éxito, pero simplemente les falta confianza en su capacidad para usarlas en condiciones específicas, por ejemplo, en condiciones de presión. Así, en el momento más inadecuado, comenzamos a dudar de nosotros mismos y nuestras dudas romperán nuestra concentración, provocarán indecisiones y debilitarán nuestro rendimiento.

Una vez que empezamos a dudar de esta manera, nos centraremos en los puntos débiles y prestaremos atención a todo, menos a lo que estamos haciendo.

Con frecuencia, la falta de confianza en estos casos sólo atenta contra una habilidad concreta, pero puede desbordarse y alcanzar otras habilidades. Espero en un futuro cercano extenderme sobre este tema, por ahora déjame recomendarte este ejercicio de visualización.

El mensaje para ti es el siguiente: Criticarte y autoflagelarte no tendrá ningún efecto positivo en tu confianza. Habla sobre ti mismo en positivo. Piensa sobre ti mismo en positivo. Presta atención a las cosas positivas que dicen sobre ti. Siéntete positivo y trabaja en tu autoestima.

"La confianza sirve en las conversaciones 
más que el ingenio."
François de La Rochefoucauld




--

¿Crees que no es necesario tener una gran autoconfianza para lograr crecer como persona? ¿Dirías que la confianza es algo que se construye durante el proceso de cambio o que es algo que debemos tener primero para poder cambiar algo en nosotros? ¿Te gustaría tener más información respecto a algún tema tratado aquí? ¡Comenta!

Publicar un comentario

 
Top