Hoy quiero traer una técnica de desarrollo personal que actualmente es bastante popular en internet debido a que algunas personas han experimentado una mejoría significativa en su estado de ánimo y su autoestima luego de probar esta técnica por algunas semanas. Se trata de las afirmaciones, cuya creadora fue Louise Hay, una de las oradoras y escritoras motivacionales más famosas y exitosas del mundo.

Las afirmaciones son frases cortas y sencillas cuya intención es generar una actitud positiva frente a algún objetivo que tengas. Son declaraciones que formulas sobre lo que es cierto y verdadero para ti (o lo que quieras que sea cierto y verdadero en tu vida) y su objetivo consiste en mejorar el estado de ánimo y empoderarte como creador de tu propia realidad.

Las afirmaciones las puedes usar para enfocar tu mente en cualquier cosa que deseas lograr, como tener más confianza en ti mismo, conseguir un nuevo empleo, conciliar el sueño, atraer amor y felicidad a tu vida, dar un discurso en público o reconocer que eres una persona valiosa y única. En pocas palabras, las afirmaciones sirven para cualquier meta que te propongas.

Estas afirmaciones pueden ser usadas de manera muy consciente y con un propósito muy específico: Sirven como recordatorios de quiénes somos y lo que debemos hacer y nos impulsan a hacer lo posible por conseguir aquello que está a nuestro alcance pero que por fuerza de voluntad no hemos podido obtener.

Frasco de fresas con banano

Ventajas de las afirmaciones positivas


1. Eliminan estados mentales y emocionales negativos

Las afirmaciones te ayudan a eliminar la negatividad en tu vida sin tener que pensar en esas cosas que te tienen atascado en una mentalidad o emocionalidad perjudicial. Nunca abordan los motivos que tienes para sentirte mal y tampoco las creencias dañinas que te impiden sentirte tranquilo y feliz.

Cuando tu pesimismo o negatividad son excesivos y perjudiciales, las afirmaciones son infalibles para eliminar estos estados mentales limitantes.

Cuando has cultivado creencias y pensamientos negativos por mucho tiempo, repetir afirmaciones positivas durante unos minutos al día contribuye a ir destruyendo poco a poco la negatividad y el pesimismo que han caracterizado tus hábitos mentales durante tantos años.

2. Favorecen estados de relajación y concentración

Las afirmaciones te permiten sentirte más tranquilo y te enfocan en lo que debes hacer. En este sentido, dirigen tu atención y concentración a las cosas que son importantes aquí y ahora.

Además, al cultivar en ti un estado de ánimo sosegado y combatir el estrés y la ansiedad, las afirmaciones actúan como calmantes psicológicos que mejoran tu salud.

3. Generan motivación

Las afirmaciones pueden impulsarte a la acción y te animan a esforzarte por cumplir tus metas. Te proyectan favorablemente hacia tus objetivos y te permiten reconocer que a pesar de que haya obstáculos, también tienes oportunidades, personas y recursos que te pueden hacer más fácil tu camino de transformación personal.

En esta medida, las afirmaciones se convierten en la base que dirigirá tus acciones, en mantras que te recuerdan qué es lo importante para ti y que te motivan a respetar tus principios y valores fundamentales.

4. Inspiran a los demás

Si tienes una actitud favorable hacia el cambio y hacia el esfuerzo que debes emplear para alcanzar tus sueños, esto inspirará a los demás y los contagiará de tu energía, tu buena vibra y tu actitud.

5. Tienen en cuenta el poder de las palabras y el diálogo interno

Las palabras configuran una gran parte de tu realidad. Como te lo decía en una publicación anterior, el lenguaje altera nuestra mente y nuestro cuerpo porque sencillamente vemos y creamos el mundo a través de las palabras. Todo nuestro universo, todos nuestros pensamientos, sensaciones, emociones y acciones están configurados por medio de las palabras. Si modificas tus palabras, también se modificarán tus emociones, tu percepción, tus actitudes y tus creencias. Justamente, alrededor de este principio se sustenta la programación neurolingüística, o PNL.

Lo que dices, lo crees.

Lo que crees, creas.


Las palabras que usas para hablar contigo mismo o con los demás tienen un impacto enorme en tu estado mental y tu bienestar psicológico. Las afirmaciones rescatan y reconocen que los pequeños cambios que implementas al escoger tus palabras van a tener un impacto profundo en tu vida.

6. Nos ayudan a establecer metas

Las afirmaciones pueden ser muy útiles para fijarte metas y objetivos concretos ya que con ellas puedes reconocer más fácilmente qué quieres y por qué.

Al definir tus afirmaciones positivas, reflexiones sobre lo que sueñas, anhelas, deseas y necesitas en las diferentes áreas de tu vida. Así, aclaras tus ideas. A un tiempo, las defines de manera específica, ya que te centras en lo que quieres y no en lo que deseas evitar.

Con las afirmaciones positivas nos centramos en acciones concretas, en hábitos específicos y en todo lo que debemos tener en cuenta para alcanzar nuestras metas. Por ejemplo, "quiero cambiar de trabajo" o "no quiero seguir en este trabajo" se define mejor con las afirmaciones como "estoy en el proceso de conseguir un empleo que me brinde mayor tiempo libre" o "cada día encuentro mejores alternativas a mi trabajo actual".

7. Requieren muy poco esfuerzo mental

Esta es quizá su ventaja más importante. Te permiten ir ajustando creencias y cultivar estados de ánimo positivos con muy poco esfuerzo. La carga cognitiva es mínima en comparación con las enormes ventajas que te ofrecen.

No necesitas desarrollar ideas muy complejas o argumentar en tu cabeza pensamientos elaborados para deshacerte de un estado mental o emocional que te hace sentir estancado. Tan solo con las afirmaciones puedes modificar tu actitud mental y tu disposición hacia el cambio.

Niño recibe de regalo un banano y se pone feliz

Teniendo lo anterior en cuenta, he querido traerte algunas afirmaciones para que tengas más presente tus objetivos alimenticios. Repetir estas frases constantemente hará que las memorices fácilmente y te sea mucho más sencillo acudir a tu fuerza de voluntad cuando te enfrentes a una decisión poco saludable, como elegir entre una gaseosa y un vaso de agua, o comerte todo lo que hay en tu plato a pesar de que ya no tengas más hambre.

Personalmente, he usado algunas de estas afirmaciones y fue precisamente su resultado lo que me motivó a crear una publicación lo más detallada y exhaustiva posible respecto a este tema. Cuánto más dedicado seas al repetirlas diariamente, mayor será su efecto. Con el tiempo y tus sugerencias, iré agregando nuevas afirmaciones para asegurar que encuentres las que más funcionan para ti.

Afirmaciones positivas para comer sanamente


La intención de las siguientes afirmaciones es recordar que tú tienes el poder de cambiar tus hábitos alimenticios. Que de alguna manera tu boca te pertenece, que siempre tienes la total voluntad y el poder de decidir qué comidas vas a consumir y cuáles no.

La decisión es siempre tuya. Tú tienes la capacidad de desarrollar hábitos alimenticios que te permitan sentirte enérgico y saludable, que te permitan perder peso o mantener un estilo de vida acorde a lo que es más importante para ti.

La idea es que leas en voz alta y muy lentamente cada afirmación, la cual está escrita 3 veces para asegurar que puedas interiorizarla y repetirla mínimo 3 veces.

Las primeras afirmaciones son generales, lo que le permitirá a tu mente asumir el estado apropiado para recibir estas sugerencias. Por tanto, no te recomiendo que te las saltes.

Busca un lugar privado, en donde no tengas interrupciones. En un momento donde estés tranquilo y relajado, repasa las siguientes afirmaciones. No pienses en nada más, tan sólo presta atención a las palabras que estás pronunciando y absorbe profundamente su significado. Visualiza cada una de las declaraciones como películas en tu mente.

Yo creo en mí.
Yo creo en mí.
Yo creo en mí.

Estoy a cargo de mi vida.
Estoy a cargo de mi vida.
Estoy a cargo de mi vida.

Puedo conseguir lo que desee.
Puedo conseguir lo que desee.
Puedo conseguir lo que desee.

Alcanzo mis metas fácilmente.
Alcanzo mis metas fácilmente.
Alcanzo mis metas fácilmente.

Yo puedo ser quien quiera ser.
Yo puedo ser quien quiera ser.
Yo puedo ser quien quiera ser.

Puedo lograr lo que me proponga.
Puedo lograr lo que me proponga.
Puedo lograr lo que me proponga.

Tengo una gran fortaleza interna.
Tengo una gran fortaleza interna.
Tengo una gran fortaleza interna.

Puedo hacer lo que quiera cuando lo decido.
Puedo hacer lo que quiera cuando lo decido.
Puedo hacer lo que quiera cuando lo decido.

Tengo la sabiduría de tomar buenas decisiones.
Tengo la sabiduría de tomar buenas decisiones.
Tengo la sabiduría de tomar buenas decisiones.

Mi fuerza de voluntad crece y crece diariamente.
Mi fuerza de voluntad crece y crece diariamente.
Mi fuerza de voluntad crece y crece diariamente.

Ajusto mi poder de voluntad a mis verdaderos deseos.
Ajusto mi poder de voluntad a mis verdaderos deseos.
Ajusto mi poder de voluntad a mis verdaderos deseos.

Me doy permiso a mí mismo para tomar decisiones inteligentes.
Me doy permiso a mí mismo para tomar decisiones inteligentes.
Me doy permiso a mí mismo para tomar decisiones inteligentes.

Las decisiones que tomo a diario me garantizan un mejor futuro.
Las decisiones que tomo a diario me garantizan un mejor futuro.
Las decisiones que tomo a diario me garantizan un mejor futuro.

Inicio Anuncios






Fin Anuncios

Amo los vegetales.
Amo los vegetales.
Amo los vegetales.

Sé cómo comer bien.
Sé cómo comer bien.
Sé cómo comer bien.

Está bien comer menos.
Está bien comer menos.
Está bien comer menos.

Siempre sé qué debo comer.
Siempre sé qué debo comer.
Siempre sé qué debo comer.

Mastico porciones pequeñas.
Mastico porciones pequeñas.
Mastico porciones pequeñas.

Cuido muy bien de mi cuerpo.
Cuido muy bien de mi cuerpo.
Cuido muy bien de mi cuerpo.

Mi dieta mejora diariamente.
Mi dieta mejora diariamente.
Mi dieta mejora diariamente.

Como menos y me siento mejor.
Como menos y me siento mejor.
Como menos y me siento mejor.

Digiero mi comida fácilmente.
Digiero mi comida fácilmente.
Digiero mi comida fácilmente.

Elijo comidas bajas en azúcar.
Elijo comidas bajas en azúcar.
Elijo comidas bajas en azúcar.

Puedo dejar comida en mi plato.
Puedo dejar comida en mi plato.
Puedo dejar comida en mi plato.

Comer bien es sencillo para mí.
Comer bien es sencillo para mí.
Comer bien es sencillo para mí.

Disfruto mucho comer sanamente.
Disfruto mucho comer sanamente.
Disfruto mucho comer sanamente.

Mastico despacio mis alimentos.
Mastico despacio mis alimentos.
Mastico despacio mis alimentos.

El agua pura es muy refrescante.
El agua pura es muy refrescante.
El agua pura es muy refrescante.

Comer bien me pone de buen humor.
Comer bien me pone de buen humor.
Comer bien me pone de buen humor.

Inspiro a los demás a comer bien.
Inspiro a los demás a comer bien.
Inspiro a los demás a comer bien.

Planeo mis comidas cuidadosamente.
Planeo mis comidas cuidadosamente.
Planeo mis comidas cuidadosamente.

Sólo como cuando estoy hambriento.
Sólo como cuando estoy hambriento.
Sólo como cuando estoy hambriento.

Está bien dejar comida en mi plato.
Está bien dejar comida en mi plato.
Está bien dejar comida en mi plato.

Tomo decisiones alimenticias sabias.
Tomo decisiones alimenticias sabias.
Tomo decisiones alimenticias sabias.

Mi verdadero yo es delgado y fuerte.
Mi verdadero yo es delgado y fuerte.
Mi verdadero yo es delgado y fuerte.

Los alimentos que como me hacen bien.
Los alimentos que como me hacen bien.
Los alimentos que como me hacen bien.

Como menos y me siento muy satisfecho.
Como menos y me siento muy satisfecho.
Como menos y me siento muy satisfecho.

Me encantan los aperitivos saludables.
Me encantan los aperitivos saludables.
Me encantan los aperitivos saludables.

Como únicamente cuando estoy relajado.
Como únicamente cuando estoy relajado.
Como únicamente cuando estoy relajado.

Mis hábitos alimenticios me hacen feliz.
Mis hábitos alimenticios me hacen feliz.
Mis hábitos alimenticios me hacen feliz.

Me gusta el sabor intenso de las frutas.
Me gusta el sabor intenso de las frutas.
Me gusta el sabor intenso de las frutas.

Dejo comida en mi plato y me siento bien.
Dejo comida en mi plato y me siento bien.
Dejo comida en mi plato y me siento bien.

Cada día me esfuerzo más por comer mejor.
Cada día me esfuerzo más por comer mejor.
Cada día me esfuerzo más por comer mejor.

Sólo compro comida que me hará sentir bien.
Sólo compro comida que me hará sentir bien.
Sólo compro comida que me hará sentir bien.

Todo lo que como contribuye a mi bienestar.
Todo lo que como contribuye a mi bienestar.
Todo lo que como contribuye a mi bienestar.

Está bien rechazar la comida que me ofrecen.
Está bien rechazar la comida que me ofrecen.
Está bien rechazar la comida que me ofrecen.

Lo que como es muy importante para mi cuerpo.
Lo que como es muy importante para mi cuerpo.
Lo que como es muy importante para mi cuerpo.

Siempre respeto mis estándares de alimentación.
Siempre respeto mis estándares de alimentación.
Siempre respeto mis estándares de alimentación.

Siempre me veo tomando agua para saciar mi sed.
Siempre me veo tomando agua para saciar mi sed.
Siempre me veo tomando agua para saciar mi sed.

Siempre tengo comida saludable a mi disposición.
Siempre tengo comida saludable a mi disposición.
Siempre tengo comida saludable a mi disposición.

Los demás me admiran por mis hábitos saludables.
Los demás me admiran por mis hábitos saludables.
Los demás me admiran por mis hábitos saludables.

Siempre encuentro buenas excusas para comer bien.
Siempre encuentro buenas excusas para comer bien.
Siempre encuentro buenas excusas para comer bien.

Me merezco comer siempre lo mejor para mi cuerpo.
Me merezco comer siempre lo mejor para mi cuerpo.
Me merezco comer siempre lo mejor para mi cuerpo.

Las porciones más pequeñas satisfacen mi apetito.
Las porciones más pequeñas satisfacen mi apetito.
Las porciones más pequeñas satisfacen mi apetito.

Siempre sirvo porciones adecuadas en mis comidas.
Siempre sirvo porciones adecuadas en mis comidas.
Siempre sirvo porciones adecuadas en mis comidas.

Soy capaz de hacer cambios en mi dieta fácilmente.
Soy capaz de hacer cambios en mi dieta fácilmente.
Soy capaz de hacer cambios en mi dieta fácilmente.

La comida saludable me aporta vitalidad y energía.
La comida saludable me aporta vitalidad y energía.
La comida saludable me aporta vitalidad y energía.

Siempre tomo un vaso de agua antes de cada comida.
Siempre tomo un vaso de agua antes de cada comida.
Siempre tomo un vaso de agua antes de cada comida.

Bebo mucha agua para limpiar mi cuerpo y mi mente.
Bebo mucha agua para limpiar mi cuerpo y mi mente.
Bebo mucha agua para limpiar mi cuerpo y mi mente.

Mi cuerpo me agradece la manera en que cuido de él.
Mi cuerpo me agradece la manera en que cuido de él.
Mi cuerpo me agradece la manera en que cuido de él.

Me gusta cocinar comida balanceada, sana y nutritiva.
Me gusta cocinar comida balanceada, sana y nutritiva.
Me gusta cocinar comida balanceada, sana y nutritiva.

Cuando digo que no quiero comer más, lo digo en serio.
Cuando digo que no quiero comer más, lo digo en serio.
Cuando digo que no quiero comer más, lo digo en serio.

Como con entusiasmo las comidas que aseguran mi salud.
Como con entusiasmo las comidas que aseguran mi salud.
Como con entusiasmo las comidas que aseguran mi salud.

Cuando digo que no quiero beber más, lo digo en serio.
Cuando digo que no quiero beber más, lo digo en serio.
Cuando digo que no quiero beber más, lo digo en serio.

Mi cuerpo funciona perfectamente gracias a lo que como.
Mi cuerpo funciona perfectamente gracias a lo que como.
Mi cuerpo funciona perfectamente gracias a lo que como.

Cuando termino de comer, me levanto y abandono la mesa.
Cuando termino de comer, me levanto y abandono la mesa.
Cuando termino de comer, me levanto y abandono la mesa.

Me atraen las comidas que me aportan salud y vitalidad.
Me atraen las comidas que me aportan salud y vitalidad.
Me atraen las comidas que me aportan salud y vitalidad.

Siempre tengo antojos de comida nutritiva y balanceada.
Siempre tengo antojos de comida nutritiva y balanceada.
Siempre tengo antojos de comida nutritiva y balanceada.

Soy capaz de rechazar la comida y bebida que me ofrecen.
Soy capaz de rechazar la comida y bebida que me ofrecen.
Soy capaz de rechazar la comida y bebida que me ofrecen.

Ahora invierto más tiempo comiendo los mismos alimentos.
Ahora invierto más tiempo comiendo los mismos alimentos.
Ahora invierto más tiempo comiendo los mismos alimentos.

Mi salud es perfecta gracias a mis hábitos alimenticios.
Mi salud es perfecta gracias a mis hábitos alimenticios.
Mi salud es perfecta gracias a mis hábitos alimenticios.

Cada comida me da la oportunidad de comer saludablemente.
Cada comida me da la oportunidad de comer saludablemente.
Cada comida me da la oportunidad de comer saludablemente.

Gracias a mi determinación, logro mis metas alimenticias.
Gracias a mi determinación, logro mis metas alimenticias.
Gracias a mi determinación, logro mis metas alimenticias.

Siempre mastico muy bien mis alimentos antes de tragarlos.
Siempre mastico muy bien mis alimentos antes de tragarlos.
Siempre mastico muy bien mis alimentos antes de tragarlos.

La alimentación saludable siempre es una prioridad para mí.
La alimentación saludable siempre es una prioridad para mí.
La alimentación saludable siempre es una prioridad para mí.

Me gusta el color y la textura de las verduras en mi comida.
Me gusta el color y la textura de las verduras en mi comida.
Me gusta el color y la textura de las verduras en mi comida.

Consumo únicamente alimentos nutritivos porque así lo quiero.
Consumo únicamente alimentos nutritivos porque así lo quiero.
Consumo únicamente alimentos nutritivos porque así lo quiero.

Construyo nuevos hábitos alimenticios con esmero y dedicación.
Construyo nuevos hábitos alimenticios con esmero y dedicación.
Construyo nuevos hábitos alimenticios con esmero y dedicación.

Todos los días descubro platos deliciosos que cuidan mi salud.
Todos los días descubro platos deliciosos que cuidan mi salud.
Todos los días descubro platos deliciosos que cuidan mi salud.

Expreso mis decisiones alimenticias con seguridad y convicción.
Expreso mis decisiones alimenticias con seguridad y convicción.
Expreso mis decisiones alimenticias con seguridad y convicción.

Cada vez que como, me alimento con calma y me siento tranquilo.
Cada vez que como, me alimento con calma y me siento tranquilo.
Cada vez que como, me alimento con calma y me siento tranquilo.

Mantengo mi alimentación balanceada a lo largo de toda la semana.
Mantengo mi alimentación balanceada a lo largo de toda la semana.
Mantengo mi alimentación balanceada a lo largo de toda la semana.

Confío en mi capacidad de rechazar comidas que puedan hacerme daño.
Confío en mi capacidad de rechazar comidas que puedan hacerme daño.
Confío en mi capacidad de rechazar comidas que puedan hacerme daño.

Pongo los utensilios en la mesa y me relajo entre bocados de comida.
Pongo los utensilios en la mesa y me relajo entre bocados de comida.
Pongo los utensilios en la mesa y me relajo entre bocados de comida.

Me amo a mí mismo, por lo tanto cuido de mi cuerpo con mis alimentos.
Me amo a mí mismo, por lo tanto cuido de mi cuerpo con mis alimentos.
Me amo a mí mismo, por lo tanto cuido de mi cuerpo con mis alimentos.

Todo el tiempo tengo presente qué alimentos son beneficiosos para mí.
Todo el tiempo tengo presente qué alimentos son beneficiosos para mí.
Todo el tiempo tengo presente qué alimentos son beneficiosos para mí.

Puedo rechazar cualquier proposición que no le haga bien a mi cuerpo.
Puedo rechazar cualquier proposición que no le haga bien a mi cuerpo.
Puedo rechazar cualquier proposición que no le haga bien a mi cuerpo.

Hago que mi cuerpo se sienta bien gracias a mis hábitos alimenticios.
Hago que mi cuerpo se sienta bien gracias a mis hábitos alimenticios.
Hago que mi cuerpo se sienta bien gracias a mis hábitos alimenticios.

Siempre me imagino comiendo alimentos llenos de nutrientes saludables.
Siempre me imagino comiendo alimentos llenos de nutrientes saludables.
Siempre me imagino comiendo alimentos llenos de nutrientes saludables.

Disfruto muchísimo las comidas que son lo más indicado para mi cuerpo.
Disfruto muchísimo las comidas que son lo más indicado para mi cuerpo.
Disfruto muchísimo las comidas que son lo más indicado para mi cuerpo.

Siempre tomo las mejores decisiones cuando se trata de mi alimentación.
Siempre tomo las mejores decisiones cuando se trata de mi alimentación.
Siempre tomo las mejores decisiones cuando se trata de mi alimentación.

Está bien dejar comida disponible, aunque nadie más se la vaya a comer.
Está bien dejar comida disponible, aunque nadie más se la vaya a comer.
Está bien dejar comida disponible, aunque nadie más se la vaya a comer.

Me rodeo de personas que me motivan a comer lo que es mejor para mi salud.
Me rodeo de personas que me motivan a comer lo que es mejor para mi salud.
Me rodeo de personas que me motivan a comer lo que es mejor para mi salud.

Los alimentos que consumo me hacen sentir radiante, lúcido, pleno y enérgico.
Los alimentos que consumo me hacen sentir radiante, lúcido, pleno y enérgico.
Los alimentos que consumo me hacen sentir radiante, lúcido, pleno y enérgico.

Mi capacidad para tomar buenas decisiones al comer se incrementa diariamente.
Mi capacidad para tomar buenas decisiones al comer se incrementa diariamente.
Mi capacidad para tomar buenas decisiones al comer se incrementa diariamente.

Puedo resistir la tentación de consumir alimentos que no son saludables para mí.
Puedo resistir la tentación de consumir alimentos que no son saludables para mí.
Puedo resistir la tentación de consumir alimentos que no son saludables para mí.

Las personas me admiran por mi disciplina en lo que se refiere a mi alimentación.
Las personas me admiran por mi disciplina en lo que se refiere a mi alimentación.
Las personas me admiran por mi disciplina en lo que se refiere a mi alimentación.

Me tomo mi tiempo para tomar buenas decisiones cuando se trata de mi alimentación.
Me tomo mi tiempo para tomar buenas decisiones cuando se trata de mi alimentación.
Me tomo mi tiempo para tomar buenas decisiones cuando se trata de mi alimentación.

Soy capaz de resistir la presión de los demás cuando me ofrecen alimentos y bebidas.
Soy capaz de resistir la presión de los demás cuando me ofrecen alimentos y bebidas.
Soy capaz de resistir la presión de los demás cuando me ofrecen alimentos y bebidas.

Los demás entienden perfectamente cuáles son mis opciones alimenticias y las respetan.
Los demás entienden perfectamente cuáles son mis opciones alimenticias y las respetan.
Los demás entienden perfectamente cuáles son mis opciones alimenticias y las respetan.

Me imagino en mi mejor estado físico posible y tomo decisiones acordes a este propósito.
Me imagino en mi mejor estado físico posible y tomo decisiones acordes a este propósito.
Me imagino en mi mejor estado físico posible y tomo decisiones acordes a este propósito.

Siempre escojo comidas bajas en grasa, con mucha fibra y ricas en carbohidratos complejos.
Siempre escojo comidas bajas en grasa, con mucha fibra y ricas en carbohidratos complejos.
Siempre escojo comidas bajas en grasa, con mucha fibra y ricas en carbohidratos complejos.

Como las comidas adecuadas y en las cantidades apropiadas para la buena salud de mi cuerpo.
Como las comidas adecuadas y en las cantidades apropiadas para la buena salud de mi cuerpo.
Como las comidas adecuadas y en las cantidades apropiadas para la buena salud de mi cuerpo.

Constantemente estoy descubriendo nuevas formas de mejorar mi salud a través de lo que como.
Constantemente estoy descubriendo nuevas formas de mejorar mi salud a través de lo que como.
Constantemente estoy descubriendo nuevas formas de mejorar mi salud a través de lo que como.

Mujer levantando los brazos al atardecer

"Es muy difícil cuando lo tengo que hacer
y muy sencillo cuando lo quiero hacer".

Annie Gottlier

PARA DISCUTIR

1. ¿Cuál es la afirmación que más te gustó? ¿Con cuál te sentiste más identificado? ¿Cuál es la que necesitas más en tu vida?

2. ¿Cuál es la afirmación que más te cuesta asimilar? ¿Por qué crees que es tan difícil convencerte de esta afirmación?

3. Seguramente existen aspectos en tu alimentación que no te cuestan tanto. ¿Cuál es la afirmación de la que estás totalmente convencido?

4. Las afirmaciones pueden decirse en voz alta o mentalmente. ¿Qué crees que funciona mejor para ti?

5. ¿Conoces a alguien que practique las afirmaciones diaria o semanalmente. ¿Qué te ha dicho esta persona acerca de sus efectos?

"Una actitud positiva provoca una reacción en cadena de pensamientos, eventos y resultados.
Es un catalizador y desata extraordinarios resultados"
.
Wade Boggs

PARA HACER

1. Haz las afirmaciones anteriores durante una semana y evalúa qué tan presentes las tuviste durante esa semana, especialmente a la hora de comer.

2. Elige 20 afirmaciones anteriores (las que sean más poderosas para ti) y grábalas con tu propia voz. Reproduce esta grabación antes de dormirte cada noche y al despertar cada mañana.

3. Tomar notas puede reforzar muchísimo la fuerza de las afirmaciones. Escribe con tu propia letra tus 5 afirmaciones favoritas y guárdalas en tu billetera. Asegúrate de leerlas antes de cada comida.

4. Comparte este artículo con una persona cercana y pregúntale cuáles serían sus 5 afirmaciones favoritas. Compáralas con las tuyas y descubrirás que existen cosas difíciles para esa persona que para ti son más sencillas y viceversa.

5. Crea 20 afirmaciones mucho más específicas de acuerdo a tu caso particular y grábalas en tu teléfono celular. Por ejemplo "Cada vez disfruto más de los frutos secos". "El sabor del arroz integral me parece exquisito". "El agua es la bebida que mejor satisface mi sed. Cada vez que tomo un vaso de agua pura me siento refrescado". Las opciones son infinitas. Sigue leyendo para que sepas cómo crear estas declaraciones positivas.

"Una persona feliz no tiene un determinado conjunto de circunstancias,
sino un conjunto de actitudes".

Hugh Downs

Hombre en posición de loto respirando profundamente al aire libre

"No pienso en todas las desgracias,
sino en toda la belleza que aún permanece".

Anne Frank

Reglas para crear afirmaciones positivas


1. Deben ser declaraciones "afirmativas" y "positivas"

Las afirmaciones siempre están redactadas de tal manera que no exista negación o confusión en lo que deseas. En este sentido, para crear tus propias afirmaciones, debes evitar el "no" y evitar generar en la mente imágenes o ideas de lo contrario a lo que quieres lograr.

Por ejemplo, si quieres ser menos solitario, la afirmación positiva sería "Soy alguien muy sociable", en lugar de decir "No soy tímido" o "Soy menos tímido". La explicación a esto es que la mente inconsciente es incapaz de entender el "no" y se puede confundir frente a lo que quieres lograr, lo que puede resultar en que obtengas precisamente lo contrario.

No obstante, desde mi punto de vista, la mente es capaz de entender el "no", sólo que debe primero asimilar lo que quieres decir para luego negarlo. Si te digo que "hagas lo que hagas, no pienses en un elefante verde", tu mente debe primero procesar el elefante verde e imaginarlo, para luego intentar "no pensar" en él. Esto repercute en un doble esfuerzo de tu mente y en el caso del elefante, en una tarea imposible de cumplir. Tu mente es más eficiente procesando imágenes que conceptos y por esto es mucho más eficiente que NO se verbalice aquello que no de desea o se pretende evitar.

De cualquiera manera, es menos trabajoso para tu mente proponerle una afirmación que requiera el menos esfuerzo posible y que sea más clara y específica. En verdad, lo que quieres no es "no estar enfermo" sino "estar saludable". Lo que quieres que tu mente procese, fortalezca y afiance es la palabra "salud", no la palabra "enfermedad".

2. Deben estar redactadas en primera persona

La única realidad que puedes cambiar siempre es la tuya. Las afirmaciones deben realizarse en nombre propio para crear una conexión directa con la persona que persigue estos objetivos. Lo más importante es lo que sucede dentro de nosotros mismos.

Por tanto, tu intención debe ser expresar lo que quieres ser y experimentar, NO lo que deseas que otros hagan para ti o por ti, porque estos son simples anhelos y crean un locus de control externo en tu forma de percibir la realidad. Es decir, desplazan la responsabilidad de lo que pasa en tu vida hacia cosas o personas externas.

En lugar de decir: "Mi jefe reconoce mi calidad profesional", "mis profesores me enseñan con dedicación" o "mi pareja me respeta y me hace feliz", debes decir: "Me siento valorado como profesional", "recibo enseñanzas valiosas de mis maestros" y "me siento respetado y soy feliz en mi relación de pareja".

3. Deben estar redactadas en tiempo presente

Crea tus declaraciones en tiempos verbales actuales, presentes y realizados. Redáctalas como algo presente en tu vida, ya que tu mente es más poderosa cuando estás en el aquí y en el ahora. Escribe cosas como "Tengo un empleo maravilloso", "me siento muy satisfecho con mi trabajo", "mi trabajo me brinda muchas satisfacciones y me permite liberar mi poder creativo", a pesar de que no estés particularmente contento con tu trabajo, esto te permitirá centrarte en los aspectos positivos del mismo o te motivará a hacer lo posible por conseguir un mejor empleo.

Si centras tu mente en el futuro con afirmaciones como: "Mis relaciones sociales serán abundantes y satisfactorias", estás creando la idea de que en algún momento futuro indeterminado podrá pasar esto, no lo estás asegurando como una realidad que se puede manifestar de inmediato.

4. Deben tener un efecto emocional concreto para ti

Las afirmaciones deben generarte un sentimiento positivo poderoso en ti. Para crear una afirmación efectiva y no sólo cualquier frase, tienes que sentir una conexión emocional fuerte con esa declaración. De lo contrario, no te sentirás convencido, motivado o inclinado a hacer de esa afirmación una realidad sólida en tu vida. Tus afirmaciones son válidas si te hacen sentir esperanzado, motivado, animado, feliz, entusiasmado y energizado.

5. Deben ser breves y sencillas

Las afirmaciones positivas deben ser declaraciones que no requieran esfuerzo para entenderse o asimilarse. Por tal motivo, cuanto más breves y sencillas son las afirmaciones, más eficaces resultarán.

6. Debe ser específicas

Trata de hacer tus declaraciones lo más explícitas posibles. Si enuncias cosas muy generales, no podrás hacerte una imagen clara de lo que deseas.

En lugar de decir "Cada vez soy mejor persona" o "Soy un mejor hijo", di "Soy una persona dedicada, creativa y apasionada" o "Soy un hijo amoroso, comprometido y entregado".

7. Deben ser ciertas y verdaderas para ti

Si tienes alguna duda sobre la certeza o veracidad de tus afirmaciones, si dudas que son reales o posibles, tus afirmaciones no serán efectivas. Recuerda que lo más importante es que sientas un total convencimiento de que tus afirmaciones positivas son reales en tu mente y en tus emociones.

En caso de que la afirmación que desees crear no sea una realidad definitiva en tu vida todavía, puedes redactarlas de tal manera que indiques que van a serlo:

Estoy en el camino de atraer a mi vida prosperidad y relaciones personales significativas
Cada día siento que mi salud mejora y se hace más fuerte.
Cada vez me amo más y me acepto tal como soy
Estoy generando hábitos que me aseguran un mayor bienestar
Me entusiasma sentir que soy alguien exitoso
Me emociona pensar que soy una persona inteligente y hermosa
He decidido que a partir de ahora soy más autocompasivo.

"Las actitudes son contagiosas.
¿Merece la pena contagiarse de la tuya?"

Dennis y Wendy Mannering

Banner publicitario de Tu Cambio Es Ahora

Advertencias sobre las afirmaciones positivas


Las afirmaciones positivas deben usar de manera adecuada, o de lo contrario actuarán de manera desventajosa para ti. Desde mi punto de vista, su poder se ha exagerado un poco por las siguientes razones:

1. No funcionan siempre

Como bien lo recuerda el psicólogo clínico Guy Winch, las afirmaciones no sirven cuando estás deprimido o te sientes terrible a nivel emocional, ya que tu mente no va a aceptar un "Me siento feliz y hoy es un gran día" cuando estás teniendo un día desagradable o estás atravesando por una crisis personal. De hecho, van a generarte sentimientos de frustración y autoengaño, que te sumirán en un estado de ánimo peor.

2. Deben cultivarse a nivel consciente

Las afirmaciones no tienen mucho sentido si únicamente están dirigidas a tu inconsciente, porque es la mente consciente la que debe estar absolutamente convencida de estas afirmaciones, a pesar de que la mayoría de nuestra vida mental sea inconsciente.

Esto es así por una única razón: Tu mente consciente es la impulsa tus creencias y tus acciones. Las afirmaciones no sirven de nada si sigues comportándote de la misma manera. En el ejemplo que quiero trabajar contigo hoy, el momento crucial es cuando decides conscientemente que no vas a comerte esas papas fritas y actúas en conformidad.

En otras palabras, las afirmaciones no sirven de nada si no generan cambios conscientes y visibles en tu vida. Si tus acciones no son coherentes con tus afirmaciones, no te van a servir de nada a pesar de que las repitas diariamente durante 1 año entero.

3. Por sí solas no te garantizan absolutamente nada

Las afirmaciones sólo funcionan cuando realmente estás muy cerca de obtener eso que deseas o realmente ya lo tienes. Si dices "Soy millonario y el dinero abunda en mi vida", esta afirmación no pasará de ser más que una frase llena de deseos y sueños si tienes serias dificultades económicas.

Con certeza te pueden motivar, mejorar tu estado de ánimo y generar una actitud mental favorable a tus objetivos, pero por sí solas no generan ningún cambio efectivo en tu vida, a menos que cambies patrones de comportamiento y hagas algo efectivo y real, para, en este caso, hacerte millonario.

4. Pueden hacerte ignorar emociones y pensamientos negativos necesarios

Como ya lo he expresado antes en diferentes publicaciones, el positivismo y el optimismo absolutos son iguales de peligrosos al pesimismo y negativismo. El optimismo y las emociones positivas están sobrevaloradas en nuestra cultura actualmente, y en consecuencia, las afirmaciones positivas, así que debes ser muy cuidadoso al usar las afirmaciones, porque pueden generar lo que se conoce en psicología como el sesgo positivo y el sesgo optimista: versiones crudas, exageradas y poco sanas de estas emociones "buenas".

Algunas de las dificultades que pueden generar el positivismo y el optimismo crudos son las siguientes:

- Te impiden reconocer las funciones necesarias de las emociones negativas.

- Te hacen ignorar tus emociones negativas, hacerlas a un lado;y permitir sólo aquellas emociones que consideras legítimas (en su gran mayoría, positivas), lo que generará un daño emocional más grande en el futuro.

- Te motivan a ocultar o enmascarar tus emociones negativas.

- Te obligan a lidiar con tus emociones negativas más rápido de lo que debes, con el fin de mostrar un positivismo implacable en todo momento.

- Hacen que te enfoques en respuestas rígidas a tus emociones: Todo lo asumes desde el punto de vista más optimista y positivo, ignorando la complejidad y la fragilidad de los momentos por los que estás pasando.

- Hacen que te juzgues a ti mismo por tener "malas emociones" como la tristeza, la ira o incluso el dolor.

- Bloquean tu capacidad para desarrollar tu pensamiento crítico.

- Impiden que le prestes la atención necesaria a tus problemas por considerarlos pequeños o insignificantes. En otras palabras, evitan que reconozcas la gravedad de los mismos.

- Limitan tu proactividad porque esperas que las dificultades que tienes no sean tan graves. En esta medida, hacen que seas más lento al reaccionar ante un problema.

- Comprometen tu habilidad para tomar decisiones acertadas, porque te posicionan siempre desde el mismo lugar para ver un problema y por tanto te impiden centrarte adecuadamente en las soluciones.

- Hacen que incomodes a las personas que atraviesan por un momento difícil. Al mostrarte demasiado optimista, puedes hacer sentir mal a quienes no están en sintonía con tu estado de ánimo, lo que te impide conectarte con ellos. Además puedes hacerlos sentir avergonzados por tener emociones negativas y así fracasas al intentar ayudarlos.

- Fomentan el aislamiento social, especialmente a aquellas personas que más lo necesitan, puesto que tienden a condenar las emociones negativas antes que fomentar la empatía y la comprensión de las personas que exhiben conductas consideradas pesimistas o negativas.

- En relación con lo anterior, pueden hacerte juzgar a los demás únicamente por su estado de ánimo y su nivel de positividad, como si ser positivo fuera una nueva forma de rectitud moral, en palabras de la psicóloga Susan David; lo cual te puede convertir un "tirano cruel, malvado e ineficaz" que ha decidido no establecer relaciones interpersonales significativas y profundas con las personas que no tienen esta "rectitud moral".

- Fomentan la incomprensión: Si las personas esperan que estés siempre alegre y feliz, te presionarán cuando te vean desanimado o melancólico, tratando de forzarte a volver a tu estado de ánimo positivo "por defecto".

- Te hacen entrar en contradicción con tus sentimientos más genuinos, haciendo que por fuera te muestres fuerte cuando estás dolido por dentro.

- Promueven la anulación de algunas de tus conductas para que puedas encajar socialmente.

- Te agotan y resultan ser contraproducentes a nivel emocional.

- Disminuyen tu autoestima en lugar de aumentarla.

- Nublan tu visión de la vida, puesto que tendrás un punto de vista fijo acerca de cómo debe ser tu vida y cómo debes responder a ella, ignorando el valor y el significado de tus emociones difíciles: Si crees siempre que las cosas van a salir bien y que todo pasa por una buena razón, eventualmente terminarás creyendo en que no importa lo que hagas, las cosas terminarán muy bien. Es decir, generas la ilusión de que a pesar de que te equivoques, tomes malas decisiones y pasen cosas horribles, todo va a estar bien.

- No te ayudan a solucionar tus problemas más profundos y hace que pases menos tiempo esforzándote por solucionarlos: No todo es cuestión de actitud.

- Transmite el mensaje de que tú eres el único y completo responsable de sentirte bien, independientemente de lo que suceda a tu alrededor o el contexto en el que te desenvuelves.

Publicar un comentario

 
Top