Anuncios


En esta oportunidad traemos a una nueva invitada a #TuCambioEsAhora, quien discutirá con nosotros algunas reflexiones sobre la dependencia emocional en las relaciones de pareja.

Ella es psicóloga, especialista y magister en Psicología Clínica, con formación en terapia de Aceptación y Compromiso, y entrenada en Terapia EMDR. Experiencia en atención en condición de vulnerabilidad. Escritora y artista frustrada. Actualmente trabaja en consulta clínica privada.



Uno de los mayores retos como terapeuta es precisamente el abordaje de situaciones relacionadas con dificultades en las relaciones de pareja, donde en algunos casos se presenta la llamada “dependencia emocional”.

Para iniciar, podemos preguntarnos:

- ¿Qué papel has asumido en tus relaciones? ¿Crees que has sido dominante, sumiso, admirador de tu pareja, necesitado de cariño, independiente etc.?

- ¿Consideras que tus relaciones han sido equilibradas? ¿Ambos aportaban emocionalmente lo mismo? o ¿sales de las llamas para caer en el brasero?

- ¿Qué tipo de cosas has soportado para que la relación no se rompiera?

- ¿Necesitas siempre la compañía de tu pareja o estar en contacto con ella, hasta el punto de resultar una molestia en muchas ocasiones?

- ¿Has dedicado tiempo a tus amistades o a tus responsabilidades laborales y familiares mientras estabas en pareja, o las has descuidado para vivir solo para ella?

La dependencia emocional es un comportamiento que requiere una atención bien especial, y considero que la forma de llegar a las decisiones más importantes al respecto no se logra inicialmente en un proceso de análisis de costos y beneficios, empieza por un análisis desde el sentir y los afectos.

Ahora realmente ¿Qué es dependencia emocional? ¿Cómo sé si podría estar en ese rango? Y si es así ¿qué puedo hacer para salir?

Más que recomendaciones, dejo unas preguntas de reflexión frente a las cosas que de acuerdo a nuestras estrategias o aquellas potenciales que podamos desarrollar, nos puedan ser útiles si es que estamos en esta situación de dependencia emocional o conocemos a alguien que lo esté.

¿Qué es la dependencia emocional?

La dependencia emocional de pareja es una necesidad extrema “de carácter afectivo” que una persona siente en sus distintas relaciones de pareja, diferenciándola de un afecto dentro de rangos normales; la diferencia entre una y otra estaría en la dosis, es decir esta entre la distancia entre querer y necesitar. (Castelló, 2005) Ojo, aquí no entrarían dependencias de otro tipo como la económica.

Características de las personas con dependencia emocional (Castello, 2005)

Cuando se analiza este fenómeno es posible pensar en esquemas que se aprenden desde la temprana infancia con los cuidadores, y que de alguna forma dichas relaciones fueron construyendo la manera en que se crean ideas sobre cuáles deben ser las características de las relaciones de pareja.

Sin ir tan lejos, solo para hacer una anotación, cuando nacemos necesitamos de otro humano para poder sobrevivir, otro humano que nos de calor, alimento, etc, y es desde esa relación tan inicial, tan primaria, donde empezamos a entender la naturaleza de cómo deberían ser las relaciones en general; al ir creciendo, madurando por lo menos biológicamente y relacionándonos con otros iríamos fomentando nuestra independencia y autonomía.

Ahora, no ve voy a detener encontrando la llave exacta (las posibles razones) bajo las cuales empezamos a funcionar como “dependientes emocionales”, sino alternativas diferentes de abrir la puerta hacia relaciones de pareja saludables si estamos o creemos que tenemos la tendencia a depender emocionalmente de los otros y lo peor aún, en algunos casos salimos de las llamas e ingresamos en braseros, o soplamos las brasas, en el intento para apagarlas, pasamos de una relación de por si intensa, tal vez a otra aún más intensa, como diría un psicoanalista que no recuerdo el nombre.

“Nos hicieron creer que cada uno de nosotros es la mitad de una naranja, y que la vida solo tiene sentido cuando encontramos la otra mitad. No nos contaron que ya nacemos enteros, que nadie en la vida merece llevar a sus espaldas la responsabilidad de completar lo que nos falta”. John Lennon

Fuente: http://immagini.4ever.eu/amore/cuori/cuore-fiammante-150558

Generalmente cuando se ha desarrollado la tendencia a depender emocionalmente en las relaciones de pareja, esta situación puede generar un infierno completo sobre todo para la persona con dependencia emocional, se sufre y se sufre profundamente, lo que al inicio era euforia por el comienzo de una relación - por encontrar en el objeto amado aquello que se necesita, otra persona con posibles rasgos narcisistas, fácilmente idealizables- termina convirtiéndose en un infierno.

A medida que transcurre el tiempo y en la relación la persona con dependencia emocional cede más a los deseos del otro, aún por encima de los suyos, y si empiezan a percibir un posible abandono, por la misma situación de sumisión en la que se encuentra el dependiente emocional, terminan presentándose círculos de maltrato psicológico y físico (Castello, 2005).

Esto ya plantea uno de los puntos de quiebre donde o buscamos ayuda, hacemos cosas distintas, o empezamos a hacer cosas desesperadas por mantener la relación. Si tomamos la tercera opción probablemente en vez de buscar la salida del pozo (relación de pareja con armonía, o terminar la relación por considerarla tóxica) nos hundimos y nos hundimos cada vez más.

Es por esto importante identificar si te encuentras en una relación de la cual tiendes a ser dependiente, ¿qué aspectos consideras necesarios para dar pasos en función de lo que realmente es para ti importante como pareja y que sepas que está relacionado con tu bienestar?, ¿será que hay una forma diferente de estar en pareja en la cual ambos miembros complementarios más que simbióticos, van transitando por la vida, acompañándose y también luchando por sus sueños personales, respetando sus espacios, amando con libertad al otro, y soltándolo cuando acaso el otro empieza a sentirse atrapado?


¿Qué puedo hacer?


Ahora, si eres quien siente esa necesidad intensa de estar con pareja, con tu pareja, si sientes malestar emocional intenso, si te consideras permisivo, si has tolerado cosas que para ti son importantes con tal de no perder a tu pareja (por ejemplo: infidelidades) ¿qué cosas podrías hacer al respecto, o bueno, al menos inicialmente?

1. Ubica un espacio personal, sin interrupciones.

Imagina que vas en un tren que va viajando, cada estación del tren es un área de tu vida, obsérvala, ¿cómo la ves?, ¿cómo te gustaría mejorar esta estación? ¿Qué pasos podrías hacer uno por uno, para que esté como tú quieres que esté? Luego de que el tren termine su parada, continúa y de esta manera piensa sobre cada una de las áreas de tu vida.

2. Si notas que tal vez estás centrada en sola área y otras áreas están en descuido, ¿Qué crees que va a pasar de aquí a 10, 20, 30 años si sigues descuidando esas otras áreas que son importantes para ti? ¿cómo van a estar cuando vuelvas a levantar la mirada hacia ellas?

3. Notas que el área en la cual centras la atención (si es la pareja), posiblemente no está como quisieras, -tal vez no es como tú la quisieras-, porque en vez de estar cuidándola, arreglándola, lo que haces es distraerte pensando en las siguientes estaciones, en si se sube o no gente en esa estación, en las cosas que no dependen necesariamente de ti, (aquí incluyes todos los comportamientos que haces para evitar el abandono, cediendo en cosas que son importantes para ti, esas cosas que en vez de ayudar a construir una relación “sana”, como los celos excesivos). Entonces, pregúntate que acciones puedes realizar que vayan enfocadas en eso que es importante para ti como pareja.

4. Con las otras áreas de tu vida, ¿qué podrías hacer para evitar su deterioro? ¿Cuáles podrían ser esos pasos? Y si sigues realizando esos pasos, ¿Cómo van a estar esas estaciones en 10, 20, 30 años?

5. Mientras facilitas los espacios para estas reflexiones:

Practica autocompasión

Si te asalta una emoción negativa y puedes tomarte un momento de respiro, prueba a hacer lo siguiente:

1. Ponte la mano sobre el corazón
2. Haz una inspiración profunda y tranquilizadora
3. Repite estas frases:

Este es un momento de sufrimiento
El sufrimiento es una parte de la vida
Que sepa ser amable conmigo y darme la compasión que necesito

6. Aumenta la tolerancia a la soledad y sentimientos negativos. Imagina que aquellos pensamientos o emociones "negativos" son como hojas secas que bajan de una corriente de río, solo ¡obsérvalos!

7. Cultiva las experiencias positivas, ¿Qué actividades realizabas y disfrutabas antes de tener pareja? Por ejemplo: comparte con amigos, aprende a tocar un instrumento, pasea, ve a cine.

Si tal vez sientes que por más que puedas identificar pasos para hacer en función de esas cosas importantes, sientes que definitivamente no sabes cómo puedes pasar ese obstáculo (emociones, temores, miedos), busca ayuda, tal vez otra perspectiva, otra mirada… ya sabes que así no podamos recuperar la llave sobre la cual construimos nuestras creencias e ideas sobre pareja y que alimentó tal vez la necesidad excesiva, construida posiblemente desde la primera infancia, en los procesos terapéuticos tenemos claro que existen muchas formas de abrir puertas sin necesariamente tener la llave exacta, atrévete a descubrir esas nuevas formas de disfrutar tus relaciones de pareja.


Recuerda que está prohibido rendirse. ¡Respira hondo y sigue! SI TE GUSTA EL CONTENIDO Y DESEAS APOYARME PARA QUE SIGA ESCRIBIENDO, DIFUNDE ESTA PUBLICACIÓN

Publicar un comentario Blogger

  1. Gracias por el post, siempre parece que las personas buscan llenar su vacío interior con sus relaciones y no se dan cuanta de que ellas ya son personas completas con una gran fuente de recursos en su interior. Muchos saludos.

    ResponderEliminar

Si te gustó lo que acabas de leer, no olvides seguirme en las diferentes redes sociales, por correo electrónico o por RSS. Si piensas que el contenido podría ser mucho mejor, estaré muy pendiente de tus sugerencias.

¿Te gustaría decir algo? ¿Quieres tener más información respecto a algún tema tratado aquí? ¿Quisieras que explicara con más detalle algo de lo que te he compartido? ¡Comenta!

Recuerda que también puedes comentar con Facebook. Apóyame con el hashtag #TuCambioEsAhora

 
Top