Anuncios


Hoy te quiero compartir unas notas que encontré hace poco de mis primeros años de universidad, en los que solía compararme mucho con los demás y eso me desanimaba. Estas palabras las escribí para mí mismo como una forma de lidiar con lo que vivía en esos momentos. Quizá te sientas identificado y quizá alguna frase te pueda ayudar a ver las cosas desde otro punto de vista.  

Me gustaría leerte en los comentarios para saber cómo te impactaron estas palabras que leíste; pero sobretodo para que puedas compartir conmigo y con los lectores del blog tu propia lucha al respecto.

 
Bogotá, Colombia


No te sientas inferior ni un segundo

No te sientas mal porque no posees las habilidades que tienen los demás, tú tienes las tuyas propias. Cada quien tiene su chispa, su originalidad; cada persona es única y cada cual tiene su personalidad especial y atractivaCada quien ha tenido diferentes recursos. Cada persona es inteligente y capaz de diferentes maneras.

No puedes ser excelente en todo ni tener sólo facetas positivas. Todos tenemos nuestras respectivas falencias y errores. Todas las personas tienen algo excelente y especial. Disfruta de lo que haces sin pensar si lo haces peor o mejor que otra persona, ni pienses en cómo deberías actuar de forma perfecta en cada situación, así te perderás la esencia del momento

No todo tiene que significar un reto, el quid está en hacer, pensar, hablar y vivir con deleiteSiempre habrá mejores y peores personas que tú en algo, así pues, no te de desanimes cada vez que te encuentras con una persona que tiene algo mejor que tú. No puedes ser mejor que todos en todo, pero tampoco puedes ser peor que todos en todo. 

El mundo de cada persona es distinto, no hay mucha diferencia entre mejor y peor. No te rindas. Lo importante no es ser mejor que los demás, sino ser mejor que tú mismo. Rebasar tus propios límites y vencerte a ti mismo. Superar con creces la persona que eras ayerAprovecha el poco o mucho talento que tienes. Auméntalo, úsalo al menos, utilízalo de la mejor manera que peudas, sin mirar si el otro tiene más o menos; o lo usa mejor o peor. 

Para lo único que debes mirar al otro es para motivarte y ponerte retos y metas para ti mismo, no para superar a quien miras.  



Sé que es difícil separarse de la idea de que hay muchas personas tan hábiles y que aparentemente tú no lo eres. Estarás sorprendido y desearás ser como ellos, pero muchas veces te deprimirás por no serlo. Sin duda, además, sería muy difícil trabajar y pulir todas tus habilidades para ser como ellos. Puede que sientas envidia y eso te baje la autoestima; y por más que entiendas que deberías ver las cosas desde otro enfoque, es más fácil saberlo que hacerlo. 

Las personas de las que estás tan pendiente te hacen sentir que no eres tan bueno como se supone que puedes ser, o como crees ser. Sin embargo, no necesitas apoyarte en mejores o peores personas para construir tu propia valía. Los cimientos de tu autoestima serán débiles e inconstantes sí así lo haces. 

Además, piensa en que la comparación siempre va a ser incompleta, pero sobretodo, injusta. Si comparas una habilidad tuya con la de otra persona, tienes que tener en consideración qué tanto esa persona ha cultivado esa habilidad, qué experiencia ha tenido alrededor de esa habilidad, que maestros, mentores, líderes y patrocinadores ha tenido, qué estudios ha podido realizar, qué tan entusiasmada y apasionada está por esa habilidad, qué fuentes de inspiración y motivación tiene a su alrededor, qué sacrificios ha hecho y un interminable etcétera. 

La actitud de compararte con los demás es paralizante, pierdes tiempo y pierdes el foco. No te castigues por reconocer que los demás son mejores que tú; eso hace parte de tus habilidades de observación y no es algo que puedas negar o dejar de hacer; pero no es tu objetivo. No te desanimes. Sé fuerte y aplica lo que necesites aplicar para mejorar. 
Siguiente
Esta es la entrada más reciente.
Anterior
Entrada antigua

Publicar un comentario Blogger

Si te gustó lo que acabas de leer, no olvides seguirme en las diferentes redes sociales, por correo electrónico o por RSS. Si piensas que el contenido podría ser mucho mejor, estaré muy pendiente de tus sugerencias.

¿Te gustaría decir algo? ¿Quieres tener más información respecto a algún tema tratado aquí? ¿Quisieras que explicara con más detalle algo de lo que te he compartido? ¡Comenta!

Recuerda que también puedes comentar con Facebook. Apóyame con el hashtag #TuCambioEsAhora

 
Top